La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

16

La Salud

El médico de las Escuelas Infantiles se encarga de velar por el estado de salud de los niños y niñas, y orientar a los maestros y personal auxiliar sobre todo lo referente a criterios de alimentación e higiene. Se pretende que puedan reconocer si un niño o niña está enfermo y las primeras medidas que se puedan tomar para atenderle hasta que acudan sus padres.

Aconseja a los padres sobre aquellas situaciones del estado de salud de sus hijos/as que les preocupen, aunque no interviene directamente en los tratamientos, que competen al médico de cada niño/a.

La escuela examina siempre el material que utiliza y las actividades que se programan, teniendo en cuenta los riesgos e intentando que sean los menores posibles. En el caso de producirse un accidente, se trata en la escuela si no reviste importancia o se traslada al niño/a a un centro sanitario, informando inmediatamente a los padres.

Normativa sobre Enfermedades Infecto-contagiosas.

Los síntomas y signos por los cuales un niño/a no debe acudir o permanecer en la Escuela son:

  • Fiebre: 38 grados o más (temperatura axilar)

  • Vómitos: dos o más veces al día.

  • Diarrea líquida en número de dos o más, en especial si se acompaña de fiebre.

  • Tos intensa que dificulte o impida la actividad normal.

  • Dificultad respiratoria importante.

  • Secreción purulenta de ojos.

  • Dolor intenso en cualquier localización.

  • Erupción y coloración anormal de la piel.

  • Visualización de parásitos.

Siempre y cuando el niño/a, por la causa que fuera, no puede seguir una actividad normal.

Cuando se observen estos síntomas o signos se consultará con el pediatra escolar o de cabecera, para que realice un diagnóstico preciso.

Cuando el niño/a enferme en casa es importante que se notifique a la Escuela, en un periodo

máximo de 48 horas, la enfermedad que padece.

En el caso de que haya que administrar un medicamento a un niño/a se debe acompañar de la receta médica o de un informe donde se indique el diagnóstico, nombre del medicamento y forma de administración. Siempre que sea posible, se administrará el medicamento en casa, dejando esta responsabilidad a la Escuela sólo en casos necesarios.

El niño/a tiene que estar vacunado según todas las previsiones correspondientes a su edad.

El responsable que determine si un niño/a puede o no acudir a la escuela por un problema de salud, es el médico del Patronato de Escuelas Infantiles.