La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

MODELO DE ESCUELA

 

La Primera Etapa del Sistema Educativo es la que se ocupa de la educación de los niños y niñas de los cero a los seis años.

 Esta Etapa Educativa tiene características propias y diferenciadas de las demás Etapas de Primaria y secundaria.

 El Centro Educativo para esta Etapa es la Escuela Infantil.

 El objetivo primordial de la Educación Infantil debe ser el de satisfacer las necesidades de los niños y niñas de esta edad.

 Los niños y niñas de cero a seis años tienen necesidades físicas, afectivas, cognitivas y sociales.

 Todas estas necesidades deben ser atendidas en la Escuela por igual, sin que predomine la importancia de unas sobre otras.

 

LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS 

Los niños y las niñas son sujetos de derechos desde su nacimiento.

  El derecho a la educación sin discriminación en razón de la edad. 

  El derecho a que se respete su ritmo de aprendizaje, sus intereses e inquietudes. 

  El derecho a crecer y desarrollarse en un ambiente de afecto y seguridad. 

  El derecho a jugar y a ser reconocidos como seres activos, capaces y protagonistas de su propio aprendizaje. 

  El derecho a relacionarse y comunicarse son sus iguales, en un ambiente de tolerancia y respeto a sus diferencias. 

 

EL PROFESIONAL 

El profesional de la Primera Etapa del sistema Educativo es un profesional bien formado, con una cualificación similar a la de los profesionales de las otras dos Etapas Educativas.

Su titulación debe ser la de Maestro Especialista en Educación Infantil. 

El trabajo en equipo es fundamental en esta Etapa Educativa. Todos los profesionales que están en contacto con el niño tienen la misma cualificación y planifican de forma coordinada sus actuaciones educativas. 

Se debe garantizar la adecuada coordinación entre los maestros de la Educación Infantil y los de la Educación Primaria y la Adscripción Directa de los Centros, que permita la continuidad de los Proyectos Educativos.

 

LA PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS 

Las funciones educativas de la familia y la escuela son complementarias y no sustitutorias. 

La relación entre la Escuela y los padres de los niños, es directa y cotidiana y se desarrolla en un clima de colaboración y cordialidad. 

La participación de las familias está planificada en los diferentes cauces formales (Consejo Escolar, AMPAS) y es necesaria para dar coherencia y estabilidad a la educación de los niños y niñas. 

El Proyecto Educativo de la Escuela se elabora con la participación directa de las familias de los niños.

 

 

20/10/04